Opinión

Opinión | ¿Ha sido el 2017 un año diferente para Apple?

Estos últimos años, Tim Cook ha sido acusado de la monotonía en la que mantenía Apple. Los lanzamientos no eran tan llamativos como en la era Jobs. Estar a a altura del fundador es realmente difícil, tanto para Cook como para cualquier otra persona que hubiese ocupado la silla de CEO.

Apple comenzaba el año con un gran reto. Se cumplían diez años del lanzamiento del primer iPhone. Tenía que estar a la altura.

Durante todo el año hemos estado esperando la Keynote de octubre y esto ha hecho que perdamos de vista, pasasen inadvertidas, o simplemente no le prestásemos la atención que se merecían,  otra serie de acontecimientos.

2017 era un año crucial para Apple. No tanto en el aspecto financiero, los resultados financieros ya se han encargado de verificar la gran salud de la compañía, si no en la credibilidad de los seguidores de la marca.

 

iOS como plataforma del futuro

Trucos para usar iPad con iOS 11

A lo largo del 2017 se han dado momentos muy importantes para Apple. Se ha lanzado iOS11. La actualización que se estaba esperando desde hace tiempo. El iPad Pro cobraba sentido y ya se podía hablar de la Era Post PC.

Apple hacía del iPad un equipo principal, para la mayoría de los usuarios, se podía prescindir del Portátil.

El PC o Mac queda arrinconado por la nueva batería de posibilidades que iOS 11 ofrece. Llegaban las prestaciones que hasta ahora solo se ofrecían los portátiles, pero con el beneficio de una pantalla táctil.

No todo puede atribuirse al iOS 11, el desarrollo de nuevos procesadores, a la altura de Mac que hay todavía en circulación, mi MacBook Air como ejemplo, junto a una batería de larga duración, sin olvidar la mencionada opción de entrada táctil. Todo esto convertía al iPad en el dispositivo que estábamos esperando desde hace tiempo.

El PC o Mac queda arrinconado por la nueva batería de posibilidades que iOS 11 ofrece. Llegaban las prestaciones que hasta ahora solo se ofrecían los portátiles, pero con el beneficio de una pantalla táctil.

IOS11 se reforzaba con el lanzamiento de una nueva generación de iPad Pro, más potencia para la gama portátil y el demandado incremento de pantalla en el modelo de entrada. Las 9,7” desaparecían en favor de las 10,2”. Puede parecer un incremento realmente pequeño, pero la productividad que gana el dispositivo es enorme.

Los desarrolladores de Apple están volcados en iOS y el trabajo presentado este 2017 es un gran ejemplo de ello. Desde la casa, la implementación de un Finder y un Dock, junto a otras grandes mejoras en iOS. A todo esto le ha acompañado el trabajo de diferentes estudios. Las aplicaciones mas destacadas del ecosistema iOS se han recibido grandes mejoras. Esto se traduce en una optimización de los flujos de trabajo que hacen que no te acuerdes del Mac.

Aún estamos a las puertas de lo que puede llegar a ser trabajar en un iPad con iOS, pero ya estamos en uno de esos puntos de inflexión, en los que nos fijaremos dentro de unos años.

Apple, ¿Que pasa con el Mac?

La base sobre la que se cimentó Apple fue el Mac. Los tiempos cambian y si, el trabajo que se ha hecho con la familia iPad ha sido grande, inversamente proporcional al realizado en la de Mac.

Las mejoras introducidas han sido mínimas, actualización de procesadores y poco mas. La Touch Bar se me antoja algo anecdótico. Un mensaje que parece decir Hey!, no nos hemos olvidado del Mac, mirar lo que hemos hecho!!.

Actualización de procesadores y poco mas. La Touch Bar se me antoja algo anecdótico. Un mensaje que parece decir Hey!, no nos hemos olvidado del Mac, mirar lo que hemos hecho!!.

Han colocado una barra de funciones táctil. Vale, luce, no es una gran mejora. No es lo que usuarios de Mac estaban esperando. El sistema de atajos que OSX MacOS incorpora o Automator ya lo permitían desde hace tiempo, eso si, no tan visual.

A finales de año han lanzado el MacPro. Toda una declaración de intenciones, la muestra de que no se han olvidado de los usuarios, esos que requieren un gran equipo, ese sector profesional que les hizo crecer y que creo nunca deberían olvidar.

Así que en lo que respecta a la familia Mac, desde Apple han cumplido el expediente. Esperando que el año que viene recuperen a todos esos desilusionados de este 2017.

Se rompe el ciclo del iPhone

Apple

El iPhone X era un arma de doble filo, por un lado daba un colchón de confianza al sector más crítico, y por otro marcaba una fecha a ese antes y después. Si se fallaba con este dispositivo le pasaría factura a Apple. En Cupertino lo sabían y se llevaba mucho tiempo en trabajando en ello.

El iPhone X era un arma de doble filo, por un lado daba un colchón de confianza al sector más crítico, y por otro marcaba una fecha a ese antes y después. Si se fallaba con este dispositivo le pasaría factura a Apple.

Un diseño continuísta y falta de novedades, eran la respuesta de Apple a un mercado que les demandaba mas. El resto de compañías ponían toda la carne en el asador, mientras Apple mas de lo mismo. Donde antes solo estaba Samsung, ahora también había más compañía , Huawei, LG o Xiaomi crecían , ya no estaban en la sombra y no solo se limitaban a copiar, aparecen grandes mejoras, innovan antes que Apple.

El iPhone X no llegaba solo, le acompañaban el 8 y 8Plus. Se confirmaba así el rumor que nos llevaba acompañando los últimos meses.

Aquí la compañía ha salido airoso de la tensa espera. El iPhone X es un gran dispositivo. No incorpora ninguna novedad, los Animoji no valen. Se han limitado a coger lo que otros han lanzado hacía unos meses, pero como siempre, lo han hecho mejor. Mas intuitivo y con un funcionamiento marca de la casa.

Respecto al iPhone 8 y 8 Plus, destacar que no es un iPhone 7S. Es un dispositivo de futuro en la caja del pasado. Grandes prestaciones envueltas en un diseño al que nos tenía acostumbrados.

La imagen del cambio

Tras años desde que se cocían los planes de su desarrollo, se estrenaba el Apple Park. Su diseño mas que llamativo y rompedor, lo hemos ido podido ver en las grabaciones desde Drone.

Una vez todos acomodados en el Apple Park la situación va a normalizarse. Espero que Johnny Ive vuelva a centrarse en el desarrollo, existe una gran necesidad en el área creativa, Apple necesita volver a tener alma, ser algo más que los resultados financieros. Hace unos días comentábamos la importancia de Ive en le proceso creativo.

La dirección que toma Apple

Guste o no el iPad va a ser el futuro, las prestaciones antes mencionadas, hacen de este dispositivo lo que la mayoría necesitan.

Hay algo que hecho en falta. No se ha escuchado, de forma oficial, nada de convergencia. Esta, es una gran tendencia en el mercado, Samsung y Huawei están luchando en una idea donde Microsoft no logro hacerlo.

Con iPhone tan potentes, me gustaría tener la posibilidad de poder conectarlo a una pantalla y utilizarlo como un Mac. Entiendo que esto mataría las gamas básicas de iMac o MacBook, pero a igual que antes, esto es una tendencia y Apple no puede asistir como espectador.

Con muchas ganas de ver lo que Apple puede presentar en el 2018. Mucho me temo que estaremos mas cerca de un iPad sin marcos y FaceID junto a un iOS mas maduro, que ante un Mac revolucionario. El futuro es iOS y allí pondrá Apple sus esfuerzos. MacOS es pasado, poco a poco asistiremos a una iosificación y porque no, a la posibilidad de ejecutar aplicaciones en iOS si se implementan los procesadores ARM en ellos.

Sin lugar a dudas, este año Apple ha sentado las bases de lo que será su futuro, un punto de inflexión en el desarrollo de tecnología.

Categoría
Opinión
Isma Simón

Todo comenzo con iPod hace algunos años....

Deja una respuesta

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete en Feedly

Síguenos en feedly