El fotógrafo John Bozinov usa su iPhone 7 Plus en la Antártida

0
John Bozinov en la Antártida

Cuando el fotógrafo John Bozinov se enteró de que pasaría dos meses en la Antártida en la Península Antártica a finales de 2016, sabía que era una oportunidad increíble para tomar algunas fotos.

Vimos a Tim Cook probar la cámara del iPhone 7 Plus en los partidos inaugurales de la NFL en modo fotografía deportiva, y ahora vemos al fotógrafo John Bozinov sometiéndolo a temperaturas extremas.

El problema era que la gran cámara con la que solía disparar normalmente no iba a funcionar tan bien en las temperaturas tan frías.

Claro, el problema es que al no poder usar la cámara DSLR un fotógrafo de la naturaleza iba a estar un poco perdido. Lo hemos oído innumerables veces: “la mejor cámara es la que tienes contigo. Pensé que no había mejor manera de poner esta idea a prueba que disparar con la cámara que siempre tengo en mi bolsillo, el iPhone 7 Plus. Además, en un entorno que sería lo más lejos posible de su zona de confort“.

Así lo relata John Bozinov

“El truco para el primer problema fue poner la batería bajo el menor estrés posible: esto significaba que, cada mañana antes de salir al campo, empezaría con una batería completa y siempre asegurar que el modo de avión estaba habilitado para detener todas las funciones de transmisión (no es que yo los necesitaba de todos modos). Más allá de esto, el elemento más importante era, por supuesto, mantener el teléfono caliente. Mi regla era si yo no estaba tomando una foto, el iPhone se mantendría en un bolsillo interno cerca de mi cuerpo protegido del aire exterior. En su mayor parte, esto fue suficiente para mantener mi teléfono funcional para la duración del día”

“El segundo problema resultó ser menos de un problema de lo que pensaba. Claro, la cámara de gran angular en el iPhone 7 plus tiene una longitud focal fija 29mm equivalente con una profundidad de campo que es más similar a una cámara estenopeica de lo que normalmente se obtiene con una réflex digital. Pero afortunadamente, la mayor parte de la vida silvestre que vemos en la Antártida (focas y pingüinos) no evolucionó alrededor de un depredador natural de la tierra, lo que significa que son más curiosos alrededor de la gente que temerosos”

“La mayoría de las veces esto me permitió acercarme lo suficiente a la vida salvaje que pude conseguir fotos decentes a pesar de tener sólo un lente de 29 mm a mi disposición. Las estrictas normas de observación de la vida silvestre también dictan una distancia mínima en la que pude acercarme a los animales, aunque esto por lo general era más que suficiente para obtener las fotos que quería.”

south georgia, antarctic isle //

A post shared by john bozinov (@johnbozinov) on

Esta opinión de John Bozinov viene a demostrar cómo la doble lente del iPhone 7 Plus es todo un éxito y refuerza, de manera indirecta, la actual campaña de Apple.

VíaPetapixel
Compartir
Dí mi primer muerdo a una manzana con 10 años. Diseño incluso durmiendo, Community Manager, Sport life. Sueño con amaneceres especiales. #NoLimits | Socio y editor en Me Cambio a Mac desde 2014

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here