Opinión

Opinión | Ser o no ser un usuario Pro de Apple

Tim Cook

Hay momentos en la vida en la que uno debe tomar decisiones, y tras las últimas keynotes de Apple, ha dejado claro que nos debemos replantear una pregunta: ¿queremos ser o no un usuario Pro de Apple?. Cualquiera de ambas respuestas tienen algo en común: calidad.

Apple ha dado un paso muy importante en su estrategia, y es en dar el salto en prestaciones y calidad dirigida hacia los profesionales sin olvidarse del usuario medio. Haber elegido crear esta nueva línea de negocio ha suscitado muchas críticas en los últimos meses: ¿de verdad vale tanto un dispositivo?

Con o sin la terminación “Pro”, nos encontramos dos líneas bastante claras en el ecosistema de Apple:

Línea normalLínea Pro
iPhone XRiPhone XS / XS Max
iPadiPad Pro
iMaciMac Pro
Macbook / MacBook AirMacBook Pro
Mac miniMac Pro
Apple Watch Series 4Apple Watch Series 4 LTE
Apple TVApple TV 4K

De esta tabla, excluimos El HomePod, AirPods y el Apple Pencil.

Apple siempre se ha distinguido por crear dispositivos de gran rendimiento, grandes prestaciones y de gran innovación. Su precio, aunque asusta, viene con una “garantía” de ser un producto duradero en el tiempo. Se aleja de los precios convencionales para ser una marca más elitista.

Pero eso es un arma de doble filo que puede volverse en su contra, ya que muchos usuarios con las recientes subidas de precio del producto en la siguiente generación, están empezando a plantearse seguir siendo fiel a su marca, o cambiar a otra “low cost” a riesgo de tener que comprar 3 dispositivos por el precio de 1.

Si bien es cierto que el ecosistema de Apple es el que mejor funciona (no hay marca que lo supere), también tiene un cierto coste que no todo el mundo está dispuesto a asumir.

Ahora, ser un Pro=Profesional, no será un modismo.

El iPad Pro, por fin es Pro

iPad Pro 2018

El pasado martes, el iPad dio uno de esos grandes saltos en innovación desde que se presentara por primera vez en enero del 2010. Necesitaba dar un gran salto y pasar a otro nivel, y más viendo cómo la competencia estaba por delante. En los últimos años, la Surface Pro de Microsoft estaba cogiendo mucho peso en el mercado. Un equipo que ha hecho olvidar a Samsung como rival, al menos en el mundo de las tablets donde le está ganando Xiaomi por precio.

Este nuevo iPad Pro genera una incógnita. ¿Apple abandonará el puerto Lightning para usar el USB-C / Thunderbolt 3?. Con este equipo, hablamos ya del segundo dispositivo con dicha forma de carga: gama Macbook, y ahora el iPad Pro. ¿lo adoptará el iPhone 2019?

La era post-pc con este iPad Pro, es ya un hecho evidente. Una tablet con el tamaño de pantalla igual o superior a los notebook, con la misma potencia, y con la disposición de poder usar las mismas apps que en la versión de escritorio, como pudimos ver en la keynote con el nuevo Photoshop. Todo un lujo para los diseñadores.

Este iPad Pro, viene con un modelo de 12,9″, 6GB de RAM y hasta 1TB de espacio, por lo que desbancaría al modelo MacBook de 12″. Y aquí mi primera duda, ¿Qué pasa con ese modelo de portátil?

MacBook Air, ¿era necesario?

MacBook Air 2018

Rotundamente, NO.

Veamos un antecedente claro: hace un tiempo, Apple decidió retirar la línea “Air” de los iPad para dar paso a los Pro. Por lo cual, quedó reducida la gama a: iPad mini, iPad e iPad Pro.

En 2015, Apple decidió lanzar la línea MacBook de 12″, y desde entonces, y viendo que no se iba renovando la línea Air de los notebook de Apple, todos pensábamos que habrían decidido también mandarlo a la lista de dispositivos discontinuados. Y habría sido una gran decisión.

El MacBook Air 2018, pese a ser el portátil “barato” de Apple, es 200€ más caro que la versión más barata del modelo del 2010 (comparando las versiones más baratas de cada uno). Ahora bien, el precio del modelo más caro de la nueva generación es igual de caro que el de 13″ del 2010. En esta ocasión, Apple no ha “respetado” el mismo precio como suele hacer habitualmente cuando renueva un equipo.

El MacBook Air fue una gran revolución cuando fue lanzado en 2008 de la mano de Steve Jobs. En este modelo, la renovación reside en que es un equipo realizado 100% de aluminio reciclado con su posterior rediseño (esperado) interno.

Ahora bien, habría sido preferible haber dejado dos líneas claras: MacBook y MacBook Pro. Mantener las 13″ y 15″ y hacer desaparecer la de 12″.

Ventas Vs Ganancias

Estos días se ha dicho que Apple no va a anunciar la cantidad de unidades vendidas en las reuniones de inversores por miedo al desplome en bolsa como ha ocurrido recientemente. Hecho que contrasta con las cifras del nivel de ganancias de la compañía (un 23% más que el año pasado). La decisión de no hacer visible la cantidad de unidades vendidas, ya venía siendo habitual desde el lanzamiento del Apple Watch, y no es algo que nos venga de nuevas.

Pero Apple no es el único que tiene un precio elevado: es algo que está ocurriendo habitualmente en el mundo tech en los últimos años: Microsoft con su Surface Pro o la Galaxy Book 12, tienen precios similares a los del iPad Pro.

Lo que está ocurriendo en Apple, salvando las distancias y las épocas, me recuerda a cuando Sculley dirigía Apple. Steve Jobs pretendía que se bajaran los precios (decisión que le costó el despido en 1985) para aumentar las ventas. Una política de precios que terminó por ser un lastre en la compañía junto con otras malas decisiones como la escasa innovación.

Actualmente, los “servicios” son los que están dándole muchas ganancias (Apple Care, Apple Music, etc.) y de hecho, el año que viene cuando lancen su plataforma de tv en streaming, aumentarán mucho más.

Apple debería rebajar el precio de su gama “básica” de sus productos ligeramente, y no incrementarlos aún más. Tiene que recuperar la estrategia de “producto sustituido, toma el precio del antecesor”.

Categoría
Opinión

Dí mi primer muerdo a una manzana con 10 años CEO de mecambioaMac

Deja una respuesta

*

*

Suscríbete en Feedly

Síguenos en feedly