General

Tim Cook en la Cumbre de la IAPP 2022 habla sobre Apple y la privacidad

Tim Cook Privacidad 2022

Como se prometió, el discurso de privacidad del CEO de Apple, Tim Cook, fue el discurso principal de la IAPP (Asociación Internacional de Profesionales de la Privacidad), describiendo la lucha por la privacidad como «una de las batallas más esenciales de nuestro tiempo».

Su discurso siguió a un llamamiento anterior de la presidenta de la FTC (Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos), Lina Kahn, a favor de una ley federal de privacidad, junto con la legislación antimonopolio para hacer que los gigantes tecnológicos sean menos poderosos.

Cook mantuvo sus comentarios generales, hablando solo de la importancia de la privacidad y del propio compromiso de Apple con ella, junto con muchas conexiones para las propias funciones de privacidad de la empresa. No hubo ninguna actualización sobre los planes de escaneo CSAM de la empresa, que se suspendieron debido a problemas de privacidad.

Tim Cook dijo que la tecnología tenía el potencial tanto para el bien como para el daño, y que dependenda de todos nosotros tomar el camino correcto de las dos realidades posibles que tenemos ante nosotros.

Uno en el que la tecnología desbloquee todo el potencial creativo de la humanidad y marca el comienzo de una nueva era de posibilidades. El otro en el que se explota la tecnología para robar a la humanidad lo que es fundamental: nuestra propia privacidad. Y esa es una pérdida que no podemos aceptar.

Cook argumentó que la privacidad no es solo una cuestión de seguridad y respeto, sino que también es esencial permitir que las personas sean quienes son y asuman riesgos.

Un mundo sin privacidad es menos imaginativo, menos empático, menos innovador, menos humano.

Cook dijo que Apple estaba luchando duro por la privacidad en múltiples frentes. En un giro a la expresión del complejo militar-industrial, que describe la forma en que los gobiernos y los proveedores de armas tienen una relación simbiótica a expensas de la humanidad, el CEO describió la amenaza de lo que llamó el «complejo industrial de datos».

Es un compromiso de proteger a las personas de un complejo industrial de datos construido sobre una base de vigilancia.

Dijo que nunca aceptaríamos tales niveles de vigilancia si fuera visible, alguien que nos siguiera físicamente, nos observara, nos fotografiara, y pidió una ley federal de privacidad.

Apple está a favor de la regulación de la privacidad. Durante mucho tiempo hemos estado a favor del RGPD, y aplaudimos a cualquier país que haya promulgado sus propias leyes de privacidad. También seguimos pidiendo una ley de privacidad sólida y completa en los Estados Unidos.

Este fue el único punto de su discurso que fue interrumpido por aplausos, y el impacto de ello se embotó un poco cuando siguió a esto repitiendo la objeción de Apple a cargar aplicaciones de lado o permitir aplicaciones de la competencia.

Discurso completo de Tim Cook en la IAP Summit 2022

Gracias. Buenos días. Es un privilegio estar aquí con todos vosotros en la capital de la nación. Y debo decir que es muy agradable reunirse finalmente en persona. 

Quiero dar las gracias a la IAPP por reunirnos y por el trabajo vital que haces todos los días. Y gracias, especialmente, a Trevor por su liderazgo.

La lucha para proteger la privacidad no es fácil. Pero es una de las batallas más esenciales de nuestro tiempo. Y en Apple estamos orgullosos de estar al lado de todos aquellos que trabajan para promover los derechos de privacidad en todo el mundo.

Como empresa, nos inspira profundamente lo que la tecnología puede hacer posible. Pero también sabemos que la tecnología no es inherentemente buena ni inherentemente mala. Es lo que hacemos de él. Es un espejo que refleja las ambiciones e intenciones de las personas que lo usan, las personas que lo construyen y las personas que lo regulan.

De este paradigma han surgido dos realidades dispares y coincidentes: una en la que la tecnología desbloquea todo el potencial creativo de la humanidad y marca el comienzo de una nueva era de posibilidades, la otra en la que la tecnología se explota para robar a la humanidad lo que es fundamental: nuestra propia privacidad.

Y esa es una pérdida que no podemos aceptar.

Porque es nuestra privacidad la que nos da la libertad de explorar diferentes ideas. Para satisfacer nuestra curiosidad. Soñar en grande y arriesgarse y cometer errores.

Es la privacidad la que nos permite ser, y convertirnos en nosotros mismos sin tener miedo de que cada uno de nuestros movimientos sea visto, grabado o filtrado.

Un mundo sin privacidad es menos imaginativo, menos empático, menos innovador, menos humano.

En Apple, ese no es el mundo en el que queremos vivir.

Creemos que la privacidad es un derecho humano fundamental, esencial para nuestra visión de un mundo en el que la tecnología enriquezca la vida de las personas. Y para ayudar a crear ese mundo, estamos luchando por la privacidad en múltiples áreas de nuestro trabajo.

La primera área es familiar. Es nuestro compromiso proteger a las personas de un complejo industrial de datos construido sobre la base de la vigilancia.

En este mismo momento, las empresas están extrayendo datos sobre los detalles de nuestras vidas. Las tiendas y restaurantes que frecuentamos. Las causas que apoyamos. Los sitios web que elegimos leer.

Estas empresas defienden sus acciones como puras de intención, como el trabajo de servirnos mejor con experiencias más específicas.

Pero no creen que debamos tener una opción real en el asunto. No creen que deban necesitar nuestro permiso para profundizar en nuestras vidas personales.

¿Quién representaría tal cosa si se desarrollara en el mundo físico?

Imagina a un extraño siguiéndote mientras llevas a tu hijo a la escuela, sosteniendo una cámara fuera de la ventana del lado del conductor, grabando todo lo que haces. Imagina que abres tu ordenador y el extraño está observando de repente cada una de tus pulsaciones de teclado. No llamarías a eso un servicio. Lo llamarías una emergencia.

En el mundo digital, también lo es.

Así que hemos dado a nuestros usuarios las características que necesitan para tener más control sobre su información privada.

Les hemos dado la capacidad simple pero revolucionaria de decidir por sí mismos si las aplicaciones pueden rastrear su actividad a través de las aplicaciones y sitios web de otras empresas.

Les hemos dado las herramientas para proteger sus ubicaciones y ocultar sus direcciones de correo electrónico.

Y les hemos dado una mayor tranquilidad de saber que las aplicaciones que descargan del App Store cumplen con nuestros sólidos estándares de privacidad.

La segunda área es nuestra batalla contra una serie de actores peligrosos, desde sofisticados hackers y pandillas de ransomware hasta los estafadores cotidianos que impregnan nuestro mundo digital.

Durante mucho tiempo hemos dicho que la seguridad es la base de la privacidad, porque no hay privacidad en un mundo en el que sus datos privados pueden ser robados con impunidad.

Nunca antes esta amenaza había sido más profunda, ni sus consecuencias más visibles.

Desde estafas y ataques de ingeniería social hasta filtraciones masivas de datos y desinformación dirigida, los peligros a los que nos enfrentamos hacen más que comprometer nuestros datos. Comprometen nuestra libertad de ser humanos. Y no hay nada que nos tomemos más en serio que proteger a nuestros usuarios de la amenaza que representan estos ataques.

Es por eso que minimizamos la cantidad de datos que recopilamos y trabajamos para maximizar la cantidad que se procesa directamente en los dispositivos de las personas. Porque sabemos que los datos centralizados y legibles son datos vulnerables, y queremos reducir el riesgo para nuestros usuarios.

Es por eso que los datos personales en el iPhone están cifrados de forma predeterminada, por qué los datos de salud, las contraseñas y las grabaciones de cámaras de seguridad doméstica que las personas almacenan en iCloud están encriptadas de extremo a extremo, por lo que ni siquiera Apple puede verlos. Es por eso que seguimos defendiendo el cifrado sin puertas traseras, porque sabemos que si instalas una puerta trasera, cualquiera puede usarla.

Y es por eso que hemos incorporado protecciones de seguridad tan rigurosas en el App Store desde el principio, para que las personas puedan estar seguras de que no están descargando malware en sus dispositivos.

Pero me temo que pronto podríamos perder la capacidad de proporcionar algunas de esas protecciones.

Y eso me lleva a nuestra tercera área de preocupación: las regulaciones que podrían poner en riesgo nuestra privacidad y seguridad.

Para que quede claro, Apple está a favor de la regulación de la privacidad. Durante mucho tiempo hemos sido partidarios del RGPD y aplaudimos a los muchos países que han promulgado sus propias leyes de privacidad. También seguimos pidiendo una ley de privacidad integral y sólida en los Estados Unidos. Y estamos agradecidos a todos los líderes mundiales que están trabajando para promover los derechos de privacidad, incluidos los derechos de los niños en particular.

Pero estamos profundamente preocupados por las regulaciones que socavarían la privacidad y la seguridad al servicio de algún otro objetivo.

Aquí en Washington y en otros lugares, los responsables políticos están tomando medidas, en nombre de la competencia, que obligarían a Apple a dejar que las aplicaciones en el iPhone eludan el App Store a través de un proceso llamado carga lateral.

Eso significa que las empresas hambrientas de datos podrían evitar nuestras normas de privacidad y, una vez más, rastrear a nuestros usuarios en contra de su voluntad.

También daría potencialmente a los malos actores una forma de eludir las protecciones de seguridad integrales que hemos puesto en marcha, poniéndolos en contacto directo con nuestros usuarios. Y ya hemos visto la vulnerabilidad que se crea en los dispositivos de otras empresas.

Al principio de la pandemia, por ejemplo, hubo informes de personas que descargaban lo que parecían ser aplicaciones legítimas de rastreo de COVID, solo para tener sus dispositivos infectados con ransomware.

Pero estas víctimas no eran usuarios de iPhone.

Porque el esquema se dirigió directamente a aquellos que podían instalar aplicaciones desde sitios web que carecen de las defensas del App Store.

Los defensores de estas regulaciones argumentan que no se haría ningún daño simplemente dando a la gente una opción. Pero quitar una opción más segura dejará a los usuarios con menos opciones, no más. Y cuando las empresas deciden abandonar el App Store porque quieren explotar los datos de los usuarios, podría ejercer una presión significativa sobre las personas para que interactúen con tiendas de aplicaciones alternativas. Tiendas de aplicaciones donde es posible que no se proteja su privacidad y seguridad.

Ahora quiero dejar algo muy claro para todos: Apple cree en la competencia. Valoramos su papel en impulsar la innovación y empujarnos a todos hacia adelante. Y apreciamos que los partidarios de estas ideas tengan buenas intenciones.

Pero si nos vemos obligados a dejar que las aplicaciones no investigadas entren en el iPhone, las consecuencias no deseadas serán profundas.

Y cuando vemos eso, sentimos la obligación de hablar y de pedir a los responsables políticos que trabajen con nosotros para avanzar en objetivos que realmente creo que compartimos, sin socavar la privacidad en el proceso.

Seguiremos haciendo oír nuestras voces sobre este tema.

Seguiremos abogando en nombre de nuestros usuarios y de lo que se merecen.

Y esperamos que todos ustedes en la comunidad de privacidad se unan a nuestros esfuerzos para asegurarse de que las regulaciones se elaboren, interpreten e implementen de una manera que proteja los derechos fundamentales de las personas.

Porque por mucho que todos podamos perder en un mundo sin privacidad, también sé cuánto podemos ganar si lo hacemos bien.

Hoy en día, la promesa y el potencial de la tecnología nunca han sido mayores. El panorama de la innovación en todo el mundo nunca ha sido tan emocionante. Y a nuestra vista hay un futuro en el que la tecnología permite a la humanidad florecer como nunca antes.

En Apple, imaginamos un futuro en el que la tecnología inspire a las personas a ser más saludables y creativas, en el que abra nuevas vías de aprendizaje y oportunidades, y que nos ayude a todos a conectarnos más profundamente con las personas que amamos y el mundo que nos rodea.

Es un futuro en el que la tecnología empodera a las personas, sin inmiscuirse en sus vidas, y sirve como una fuerza unificadora para el bien.

Y es un futuro que, juntos, creo que tenemos el poder de lograr.

Como sabrán, este año se cumple el 50 aniversario del estudio histórico de la luminaria de la privacidad Alan Westin, «Los bancos de datos en una sociedad libre».

Westin concluyó que, si bien la erosión de la privacidad era un miedo legítimo, no era una consecuencia inevitable de la tecnología.

«Lo que se recopila, con qué fines, con quién se comparte la información», escribió, «todos son asuntos de elección de políticas, no determinismo tecnológico». Dijo que «el hombre no puede eludir sus responsabilidades sociales o morales murmurando débilmente que ‘la máquina me hizo hacerlo'».

En muchos sentidos, nuestro mundo de hoy se parece poco al mundo de hace medio siglo. Pero esas palabras me parecen más relevantes ahora que nunca.

Este es un momento crucial en la batalla por la privacidad.

Y mientras miramos hacia el futuro, está claro que la tecnología seguirá dando forma a nuestro mundo.

Pero el impacto que la tecnología tiene en la sociedad no está predeterminado.

La pérdida de privacidad no es inevitable.

Y aquellos de nosotros que creamos tecnología y hacemos las reglas que la rigen tenemos una profunda responsabilidad con las personas a las que servimos.

Asumamos esa responsabilidad.

Protejamos nuestros datos y protejamos nuestro mundo digital.

Y declaremos que la privacidad no puede convertirse ni se convertirá en una reliquia del pasado.

Muchas gracias por recibirme esta mañana. Gracias.

| Privacidad

Categoría
General

Dí mi primer muerdo a una manzana con 10 años CEO de mecambioaMac

Deja una respuesta

*

*