General

Jeff Williams y la preocupación por los precios de Apple

Williams

El COO de Apple, Jeff Williams, habló en la Elon University el viernes 22 de febrero. Allí, habló sobre la historia de cuando se unió a Apple en 1998.

Williams habla del I+D

The Times News cubre su charla a la perfección (si queréis acceder precisaréis de una conexión VPN por restricción geográfica del contenido).

Durante su participación, Williams también respondió preguntas de los alumnos en la audiencia. Uno de ellos le preguntó si Apple tenía pensado reducir precios considerando los amplios márgenes de beneficio que consideran algunos analistas.

Williams les quitó importancia a los informes de esos analistas alegando que el coste real de desarrollo no se considera:

“Los cuentos que salen a la luz sobre el coste de nuestros productos han sido mi mayor pesadilla desde el comenzar de los tiempos. Los analistas no entienden realmente el coste de lo que hacemos y el cuidado y dedicación que ponemos en hacer nuestros productos.”

Continuó explicando que para construir el monitor de actividad del Apple Watch, desde Cupertino tuvieron que habilitar un laboratorio de fisiología con 40 enfermeras y 10 mil participantes. De todas formas, Williams reconoce que es un área a la que le están prestando atención:

“Es algo de lo que nos damos cuenta. No queremos ser una compañía elitista. Queremos ser una igualitaria, y tenemos en marcha un montón de trabajo en mercados en desarrollo”

El precio de los iPhone de las últimas generaciones ha sido coronado como la principal razón de la caída de las ventas de los terminales de la manzana. El buque insignia de los iPhone ha ido creciendo año tras año hasta alcanzar, con el iPhone XS Max, los 1259€ de precio base. No hablemos ya de la versión de mayor capacidad, que asciende a los 1679 euros.

Casi se acerca al desorbitado precio del nuevo móvil plegable de Samsung, el Galaxy Fold.

Categoría
General
Miguel CasalMiguel Casal

Ingeniero Biomédico dedicado a la Neurociencia Computacional e Inteligencia Artificial. A los 11 años conseguí que mi padre comprase nuestro primer Mac

Deja una respuesta

*

*