Apple Pay

Apple Card: qué hay detrás de su diseño

apple card

La última keynote de Apple dio a luz una gran serie de novedades enfocadas el sector servicios con las que la compañía arranca un negocio completamente distinto fuera de la venta dispositivos electrónicos. Una de esas novedades fue la incursión de Apple en el mundo económico de los bancos mediante la Apple Card.

Aunque todavía no hemos tenido acceso a la versión física de la tarjeta, en este post os traemos todo lo que hay detrás de su diseño. No obstante, si queréis más info sobre el nuevo servicio podéis ver este artículo.

Apple Card: diseño con un estilo muy característico

Antes de nada, me gustaría avanzar que Apple es una empresa que cuida los detalles para que los diseños sean consistentes entre sus dispositivos. Por ejemplo, las esquinas redondeadas de los iPhone no son simples arcos de circunferencia, sino que son múltiples arcos acoplados, de forma que nuestro cerebro percibe una forma que le agrada muchísimo más que un simple arco.

Con la Apple Card ocurre algo parecido, y a continuación os desentrañaremos todos los detalles que hacen a su diseño especial y consistente con la filosofía de Apple.

apple card

El titanio

Las tarjetas de crédito suelen estar hechas de plástico, aunque hay algunas que son metálicas. Sin embargo, Apple ha escogido el titanio como el material ideal para construir su tarjeta de crédito. Además, el titanio ofrece ciertas ventajas respecto a otros metales, puesto que es ligero (aunque fuerte), resistente a la corrosión, biocompatible y también flexible. 

De esta manera no sólo se construye una tarjeta resistente y con buenos acabados, si no una que también se puede doblar.

Esto no es todo respecto al titanio, puesto que los de Cupertino han dotado a la Apple Card de un revestimiento de color claro que desaparece en los bordes de la tarjeta y que se cincela en las inscripciones, dejando ver el metal puro que hay debajo.

apple card

Construcción unibody

El proceso de fabricación de la Apple Card es distinto de cualquier otra tarjeta de crédito. La mayoría de tarjetas metálicas se están constituidas por una pieza de metal estampada o por una fina de metal laminado entre dos piezas de plástico sobre las que se colocan el chip y los grabados.

Sin embargo, Apple muestras cómo la Apple Card se construye directamente cortando una hoja de aluminio, sobre la que luego se procede a hacer el espacio en el que se insertará posteriormente el chip EMV.

La fabricación unibody no es nueva. Es un un proceso que Apple ya comenzó a utilizar con el lanzamiento del MacBook Air original y la segunda generación de MacBook Pro allá por el 2008. La cuestión es que los cuerpos se construyen de una única pieza de metal, maximizando su resistencia por el hecho de no estar compuestos de piezas con uniones endebles.

apple card

Inscripciones simplificadas

El minimalismo es una de las mayores cualidades de los diseños de Apple, y en el caso de la Apple Card se plasma en la ausencia de contenido tal como el número, la caducidad y el código de seguridad. La única inscripción que encontraremos será el nombre del propietario en el frente de la tarjeta.

Además, el frente se adorna con el grabado del logo de Apple y el nombre irá alineado con la base del chip de la tarjeta.

apple card

Mientras tanto, en la parte trasera encontraremos el logo de Goldman Sachs y el de Mastercard. Además, la banda magnética se ha desplazado completamente hacia el extremo de la tarjeta.

apple card

Grabado brillante

Ya hemos mencionado antes los grabados, que brillan con la luz. En el vídeo de Apple, primero se crea el perfilado del logo, que luego se graba de nuevo utilizando un perfil en forma de V, de forma que estas superficies reflejan la luz al girar la tarjeta.

Nueva fuente redondeada

La fuente empleada en la Apple Card es una versión redondeada de la fuente San Francisco. Durante algunos años, Apple ha estado utilizando la San Francisco Compact Rounded, que es una versión redondeada de la fuente que se usa en el Apple Watch (la San Francisco Compact).

El aspecto clave para identificar este cambio es la falta de extremos planos, que son muy prominentes en las aes, es, y oes minúsculas de la San Francisco Compact.

Un chip único y distintivo

La mayoría de tarjetas de crédito actuales son de chip, que normalmente es un rectángulo redondeado de color plateado o dorado. Sin embargo, no son chips realmente, sino que son contactos conductores que llevar al verdadero chip oculto debajo. Hay cantidad de diseños diferentes, pero es cierto que ninguno es precisamente agradable a la vista.

Apple ha decidido hacer un diseño basado en seis contactos con forma de píldora dentro de un rectángulo redondeado. Los contactos están colocados de forma que sus esquinas redondeadas son concéntricas con las esquinas del rectángulo que los contiene. Además, no sólo son concéntricos, si no que (para los entendidos de geometría) el vector normal  al perfil de ambos elementos es paralelo punto a punto, lo que lo hace muy agradable para nuestro obsesivo cerebro humano.

Habrá que esperar a tener la tarjeta física en las manos, pero quizá las esquinas no son simples arcos y tienen un diseño similar al que mencione anteriormente con los iPhone, con esquinas compuestas de varios arcos.

apple card

Los detalles lo son todo

Como podéis ver, los detalles son la clave de este diseño. Apple ha conseguido unas formas que agradan mucho a la percepción humana pero manteniendo el minimalismo y unos materiales con buenos acabados. 

No sé qué clase de diseñadores habrá trabajado en este proyecto, pero me gustaría enfatizar la gran consistencia que tiene esto con la neurociencia de la percepción. El cerebro humano adora la simetría, pero es cierto que adora todavía más la simetría con pequeñas imperfecciones. Cuando un sistema es prácticamente simétrico, el cerebro busca encontrar errores en la simetría. Además, el minimalismo consigue que el cerebro no tenga que buscar en un lugar demasiado cargado de información y le suponga una tarea sencilla. Es por todo esto que la combinación de arcos nos atrae inconscientemente, porque el cerebro encuentra que la forma tiene consistencia, pero no es una forma simple, sino compleja.

Finalmente, os dejo con el vídeo oficial de Apple sobre la fabricación de la tarjeta:

Categoría
Apple Pay
Miguel Casal

Ingeniero Biomédico dedicado a la Neurociencia Computacional. A los 11 años conseguí que mi padre comprase nuestro primer Mac

Deja una respuesta

*

*

Suscríbete en Feedly

Síguenos en feedly