Análisis del Apple Watch Series 2 tras una semana de uso

0

Hace una semana que me llegó el último dispositivo de Apple: el Apple Watch Series 2 de caja de aluminio en gris espacial y correa de nailon trenzado negra de 42mm. Es hora de hacer un análisis, unboxing y algunos consejos.

Parece mentira. Hace casi 2 años cuando salió el Apple Watch original (no podemos llamarle Apple Watch 1, porque lo podemos confundir con el Apple Watch Series 1) y me dije: este no es el modelo que me esperaba. El concepto de smartwatch (o wearable) sí me gustó, no tanto sus prestaciones.

Tengo amigos en la red que ya llevan 1 semana usándolo antes que yo, y me asaltaban con preguntas. No os preocupéis: ahora que lo tengo, lo haremos más fácil.

Unboxing del Apple Watch Series 2

Una vez más, irradia elegancia en el unboxing. algo que nos tiene Apple “mal acostumbrados”. Si así es el de aluminio ¿cómo será la sensación del que abra el de cerámica o el que habría el de oro hace un año y medio)

¿Lo abrimos? Vamos allá.

Aunque no lo he sacado en las imágenes, también viene un pequeño cartón en el que en el interior vienen unas instrucciones básicas en diferentes idiomas de cómo usar y activar nuestro Watch.

Enlaza el Apple Watch Series 2 con el iPhone

Es muy sencillo. Tan sólo es necesario encenderlo, colocar nuestro iPhone (iPhone 5, 5c, 5s, SE, 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus, 7 o 7 Plus y iOS 10) encima con el Bluetooth encendido y la app “Watch” de Apple abierta y apuntar con la cámara a la esfera de nuestro Watch. Y quedarán enlazados.

Así lo viví.

Una semana con el Watch Series 2

No es lo que tiene sino su potencial. No es lo que hace, sino lo que podemos conseguir que haga o deje de hacer.

Así, de primeras, os puedo decir que el primer día de uso sí que me duró unos 20h la batería. Claro, imaginad: cientos de notificaciones al acecho: WhatsApp, Facebook, Twitter, Instagram, Telegram, mails… ¡¡locura!!

Por cierto… ¡viva su bluetooth y Wifi! es una maravilla su sincronización.

Una vez configurado decentemente, he conseguido que la batería me dure más. En 7 días, sólo lo he cargado 3 veces. ¡en serio! Ya os contaré algunos trucos.

Soy de esa generación que veíamos series como “El coche fantástico” (The Knight Rider) donde hablaba su protagonista con su coche (KITT) y le hacía caso. Ahora, esos mismos  hablamos con Siri y respondemos llamadas o dictamos mensajes. El futuro ha llegado.

Es muy intuitivo, pesa muy poco (al menos con la correa elegida de serie: correa de nailon trenzado negra) y un “as debajo de la manga” para muchas ocasiones.

Muchos relojes deportivos, de vestir, pulsómetros e incluso otros wearables con forma rectangular (más anchos que altos) tenían la forma perfecta para nuestras muñecas. Me equivoqué: el Apple Watch a pesar de ser más alto que ancho, no es nada incómodo y se adapta muy bien a nuestros movimientos.

No es un “gadget” cualquiera ni un juguete. Es una buena extensión de nuestro iPhone. Según avanzan los días creo que iremos intimando más.

Compartir
Dí mi primer muerdo a una manzana con 10 años. Diseño incluso durmiendo, Community Manager, Sport life. Sueño con amaneceres especiales. #NoLimits | Socio y editor en Me Cambio a Mac desde 2014

Dejar respuesta